Impuesto a las Series

Yo me vengo aguantando el aumento de luz, el aumento de gas, el aumento de agua, el aumento del cable, el aumento de teléfono, el aumento de celular, el aumento de taxi, el aumento de casi todo. Pero si a algún lado podía escapar era a verme una serie en Netflix (que dicho sea de paso también aumenta a medida que aumenta el dolar), y ahora aparece un proyecto para ponerle impuesto que debamos pagar  todos por usar este servicio… Ah! y  de Spotify también…

A ver si me explico más o menos mejor, vos, tenés Netflix?? Bueno, aparte de los 10 dolares vas a tener que pagar un poco más por impuesto. Porque seamos claros, que AFIP ponga a tributar a una de estas empresas luego se va a transformar en un aumento de la franquicia para usuarios de nuestro país, ergo saldrá de nuestro bolsillo.

El problema de fondo viene de la mano de varios temas que siempre están ahí, en la búsqueda.

  • El primero de ellos es el impuesto a la música (derechos de autor y demás, ejemplo SADAIC) que es cobrado a cualquier empresa que “ponga” música al público, impuesto que inclusive es aplicado a el cumpelaños de tu hijo que hiciste en tu casa donde se te ocurrió poner el cd de piñon fijo demasiado fuerte… Recuerdo que hubo una época en la cual literalmente te tocaban el timbre si desde la vereda se escuchaba la música.
  • El segundo de ellos  es el monopolio de las empresas de cable, que se está viendo superado por los servicios de streaming, superados no sólo en precio, sino en calidad, porque esto último es lo que se lleva a los clientes.
  • El tercero, y por ahí más visible en nuestro país, es la ganas de recaudar de las agencias estatales.
  • El cuarto es que con este tipo de servicios, se eliminan terceros e intermediarios, por eso el servicio es bueno, es como si elimináramos de la cadena de distribución de leche a los camioneros y los supermercadistas, si los tambos vendieran su producción a través de un agente local, el precio del litro de leche sería un 180% más barato (y esto aumentando las ganancias a los tamberos).

Por supuesto existen varios motivos más, pero creo haber nombrado a los más importantes.

Si seguimos por este camino, tarde o temprano van a tratar de cobrar un impuesto por usar android en los celulares, impuesto que les cobraran a las empresas fabricantes de celulares (porque ellos lo instalan), a las empresas de telefonía (porque ellos lo venden) y a los usuarios  (porque ellos lo usan).

Y encima largan excusas como decir que las empresas no están radicas en Argentina, o como son de índole “electrónicas” no hay lugar físico donde cobrar … Con lo cual ya están marcando la cancha, ya nos están avisando de antemano, ya se lee entre líneas, que estos impuestos … Al fin y al cabo … los vamos a pagar nosotros.

¡¡BASTA!!

Dejá un comentario