La Carrera Universitaria

Si hay algo que jamás imaginé, fue el seguir estudiando cerca de los  40. Y no sólo eso, sino el de estar recibido y retomar los estudios para llegar a  un grado más, menos.

Me dí cuenta de que se necesita mucho coraje para volver a pisar un aula después de tantos años.

Igual existe un choque generacional, parte (gran parte) de mis compañeros tiene unos pocos años más que la cantidad de años que han pasado desde que me recibí de la secundaria. Y aunque se puede obviar eso, ya que estamos todo para lo mismo, hay algunos compañeros que sigo sin entender cómo llegaron hasta este nivel de la carrera en si…

O sea, yo ya sé que mi pensamiento es más viejo y quizás soy bastante hincha bolas y bastante mal humorado, pero me sacan esas cosas. Cuando cursaba años antes, protestaba de que casi nadie le respondía las preguntas a los profesores por temor (por temor a que? a quedar como que no sabíamos algo que estábamos viendo por primera vez??); y no se compartía entre todos la charla acerca de la materia. Hoy siguen sin contestar, pero han adquirido el hábito de interrumpir las explicaciones preguntando cosas que poco tienen que ver con el aula. Por ejemplo, podemos estar hablando de cómo funcionan los lectores de barras y en medio de la explicación de la decodificación del haz de luz, alguien interrumpe (porque no piden permiso) consultando si dicha decodificación es la misma que utiliza la Mars Rover Expedition para ver la composición de la rocas, algo que aunque tiene algún punto de contacto con el tema NO ES RELEVANTE. Y lo único que se logra es la pérdida del tiempo.

Pero por lo menos es alguien poniéndole pilas al asunto, aunque sea apuntando por elevación. Los más, más jóvenes interrumpen para consultar cosas que se explicaron en clases anteriores porque no asistieron… Todo bien, quizás no pudiste ir y está bueno se repase, pero no le preguntes algo de hace 4/5 clases, ya ni siquiera en el mismo tema estamos.

Y sí, seguramente yo caiga en esos compañeros agretas que te miran con cara de desprecio porque te estás levantando para irte al baño, porque también soy un alumno y no estoy exento de tener mis fallas.

Pero igual me molestan…

 

Dejá un comentario