Redondeando la Semana: Foo Fighters

Nueva semana que se termina, semana de octubre. Y que mejor que pasar un día escuchando a esta genial banda que nos acompaña desde hace prácticamente dos décadas.

La historia de Foo Fighters empieza cuando Dave Grohl, antiguo miembro de Scream, es contratado para hacer las labores de batería en el por aquel entonces desconocido grupo de grunge Nirvana. La casualidad quiso que el primer disco de Grohl en dicha formación, Nevermind, fuese un auténtico éxito en el ámbito “mainstream”, gracias a lo cual la banda se aupó a los primeros puestos en las listas de ventas de todo el mundo. Esta situación de estrella mediática llevó a Kurt Cobain, líder del grupo, a la depresión y el abuso de las drogas, lo que acabaría con su muerte en abril de 1994. Durante el tiempo en el que fue miembro de Nirvana, Dave escribió varias canciones por su cuenta, algunas de las cuales no le parecieron del todo acorde al sonido de la banda.  Con estas canciones, que no mostró a sus compañeros, decidió por su cuenta grabar una demo bajo el seudónimo Late!, nombrando el álbum como Pocketwatch. La edición de este demo se hizo en apenas cien casetes que Grohl repartió únicamente entre sus amistades y sin pretensión alguna de editarlo comercialmente.

Tras la muerte de Kurt Cobain y la consiguiente desaparición de Nirvana, Grohl decidió seguir adelante con su carrera musical. Regresó al estudio para grabar por cuenta propia otras cuantas canciones más, esta vez bajo el seudónimo de Foo Fighters. Él mismo grabó todos los instrumentos en todas las canciones, a excepción de una guitarra de acompañamiento cortesía de su amigo Greg Dulli (guitarrista de Afghan Whigs). Al igual que hizo con la anterior, editó esta grabación en casete y la repartió entre sus amigos. Sin embargo, en esta ocasión recibió muy buenos comentarios e incluso una de las canciones, This is a Call, empezó a tener rotación en la radio angelina. Es por ello que decidió formalizar lo que hasta el momento era sólo un proyecto, reclutando a otros músicos para formar oficialmente una banda además de crear su propio sello discográfico: Roswell Records, subsidiaria de Capitol Records.

Fue así como se dio inicio a los Foo Fighters, cuyo nombre proviene de la forma en que llamaban los pilotos aliados a los objetos voladores no identificados (OVNI) durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin más pavadas que decir, hoy todo dedicado a los Foo Figthers.



















 

Dejá un comentario