Casos de Estudios de los Códigos de Barras: Eugène

Que estamos muy lejos de los países del hemisferio norte, bueno, sí, algo. Pero en esta nos llevan la clara delantera, más cuando en lugares como Francia aparecen iniciativas tan sencillas y a la vez tan buenas cómo estas.

Eugène

Bajo el lema “Je scanne, donc je trie”, algo así cómo “Yo escaneo, entonces yo clasifico”, al empresa francesa Uzer lanzó Eugène, queriendo favorecer y aumentar las tasas de reciclajes en la mano de los consumidores minoristas finales, o sea, nosotros.

Si cualquiera hace una encuesta por la calle preguntándole a la gente si les parece bien reciclar, casi toda la gente (95% de ella según la Universidad de Garchford de Connecticut) dirá que es buena y que está a favor de ella. Pero no toda ella estará dispuesta a realizar un pequeño trabajo extra a la hora de tirar los residuos de manera clasificada para su correcto reciclaje (nuevamente la Universidad de Garchford nos indica que de 95% original, sólo el 45% realizará tan magnánima tarea).

Aquí es donde vieron la beta los creadores de Uzer.

En mayo de 2014, dos amigos universitarios, Clément (31 años, Ieseg School of Management) y Paul (30 años, Universidad Católica de Lille) fundaron UZER (como en “usuario”, así como “reutilización”).

Juntos, crearon un producto único que le da al reciclaje un nuevo giro convirtiéndolo en un producto simple,
práctico y útil para los consumidores. Enlistada como una de las “100 start-ups donde invertir” por la revista francesa Challenges, Uzer ha recaudado 360 000 euros de los business angels en abril de 2017. Esta financiación ha hecho posible fortalecer el equipo y el  lanzamiento de la comercialización de su producto “Eugène”.

En Francia, el reciclaje de los hogares es considerado como uno de los deberes cívicos más importantes. Sin embargo, las tasas de clasificación de residuos han estado estancadas durante años. Al mismo tiempo, los consumidores son cada vez más exigentes y proactivos en sus formas de consumo: 8 de cada 10 franceses hacen el esfuerzo de leer la etiqueta de datos nutricionales al comprar un producto por primera vez, pero casi el 60% considera que estos son difíciles de entender (sobre datos de la universidad nombrada anteriormente).

Eugène es un dispositivo inteligente conectado a una aplicación móvil que convierte al tacho de basura en un conjunto útil de herramientas que permiten un consumo responsable mientras que hace la vida más fácil.

Equipado con un lector de barras, un sensor de movimiento y una pantalla Eugène es capaz de identificar cada producto y mostrarles no solamente si es o no reciclable, sino también que partes pueden ser recicladas. Y encima de esto, al estar sincronizada con un APP de celular, puede aconsejarnos que producto comprar en vista de nuestro inventario, y conseguir puntos, descuentos y hasta regalos por lo que vayamos reciclando.

Por supuesto todo este sistema permite la compra desde la APP de todo aquello que se precise, pero estaría bueno se hubiera agregado algún apartado con los productos que tradicionalmente no llevan códigos de barras, como las frutas y verduras…

Aquí el video informativo:



Veremos que tal le va, yo le dejo dos pulgares arriba

Dejá un comentario