Apuntale al Foco – The NES Zapper

Casi todos teníamos en la familia alguien con un family game (yo tenía uno de Electrolab); y seguramente entre todos nuestros amigos, teníamos alguno que tenía la pistolita del family.

En mi caso era mi vecino, justo el que vivía (y creo que sigue viviendo) pegado a la casa de mis viejos. Con casi la misma edad compartíamos mucho tiempo juntos… Aunque luego la vida nos llevara por caminos diferentes.

Volviendo al tema, nada más flashero que la pistolita y los juegos que venían para ella. Estaba el de vaqueros, el de ladrones y el de los patos con el perro que se te reía en la cara.

Hablando en serio, esta era la Zapper de Nintendo (o sus copias no licenciadas); y el modelo japonés no es como el que nos llegó a nosotros. Así se publicitaba para el mercado Nipon hayá por el lejano año de 1984…

Un año después llegaría al mercado mundial, con un formato renovado enfocado en ingresar a cualquier país sin ser considerada algo similar a un arma de fuego. Nuestro país se inundó con las copias chinas en escala de grises y perdimos de disfrutar del naranja y gris característico en USA y Europa.

Lo fantástico era el combo NES+DuckHunt+SuperMario+Control+Zapper que se comercializaba en el norte, paquete que se hizo icónico de las siguientes navidades.

Fue (va, es, para el retrogamer esto sigue) el accesorio para la NES que más vendió, y que envalentonó la seguidilla de otros que no estuvieron a la altura (como el PowerGlobe, por nombrer uno sólo).

¿Cómo funcionaba?

La “Light Gun“, o pistola de luz, tenía un funcionamiento muy sencillo que ya había sido probado por otras empresas anteriormente, ya que la primer maquinita con esta modalidad había salido por 1934… Cincuenta años antes del desarrollo de la Gran N.

Y la pistola no lanzaba ningún rayo…

La posta de la milanesa es que la pistola NO “disparaba” nada, sino que tenía en su cañon un diodo fotovoltáico, que deja pasar la electricidad en prescencia de luz.

Cuando apretabas el gatillo, esto sucedía en rápida sucesión:

  • la imagen de la pantalla era reemplazada por una pantalla totalmente en negro.
  • se comprueba si el diodo está recibiendo luz.
  • la posición de los “targets” es reemplazada por un cuadrado blanco.
  • se comprueba el diodo nuevamente.

Cada uno de los blancos permanecían en ese color por distinta cantidad de tiempo, pudiendo reconocerse así a cuál le habíamos dado. Una solución muy sencilla, que  sucedía en un parpadeo y que todos pensábamos era el efecto del disparo.

Así funcionaba

¿Qué Pasó Luego?

Tres juegos bastaron para que la pistola fuera un éxito (Duck Hunt, Wild Gunman y Hogan’s Alley), y cerca de una veintena fueron los que se desarrollaron, como ven la siguiente galería:

Luego se lanzaría un accesorio para la Zapper llamado “Deluxe Sighting Scope”,  que era una mira ajustable que se ponía sobre pistola misma.

Pero no se quedaron allí, saldrían también el LaserScope de Konami y el The Dominator ProBeam.  El primero era un casco con una mira que permitía disparar mediante comando de voz.

El segundo era un upgrade de la Zapper, volvíendola inhalámbrica (pero se morfaba las baterías).

Al final, nos queda el recuerdo y los millones de clones actuales de la Famicon que siguen viniendo con pistola, ahora compatible con los LCDs… Pero esa es otra historia.

Ah! Y me olvidaba, el “Apuntale al foco” del título es gracias a la leyenda urbana que aseguraba que apuntando la Zapper a una bombilla de luz electrica encendida engañaba al aparato dando hits seguros… Nunca anduvo …

2 pensamientos en “Apuntale al Foco – The NES Zapper”

Dejá un comentario