El Proyecto Gutenberg

Después de una gripe, después de unas breves vacaciones, después de muchas cosas que no ocurrieron, nos ponemos las pilas para volver a ir publicando como la agenda manda. Y como siempre que me tomo unos días, vuelvo con muchas ganas de varias cosas y varios proyectos en mi cabeza. un par de entrevistas ya pautadas que veremos que salen y un par de eventos que pisarán fuerte. Y un podcast que me sigue esquivando pero que seguramente arranquemos dentro de poco. En fin.

Igualmente, para empezar tranquilo, siempre me parece una buena forma volver a las bases. A lo conocido por muchos, y a la vez desconocido por muchos. Por eso hoy les vengo a hablar del Proyecto Gutenberg, un gran repositorio de libros gratis y disponibles para todes.



Nacido en la mente de Michael S. Hart por el año 1971, y como consecuencia de tener mucho tiempo libre de máquina… Me tomo un segundo para explicarles esto; en aquellos años estaban disponibles sólo los mainframes, esos grandes armatostes del tamaño de salas completas que realizaban computacionalmente lo que cada uno le pidiera. Pero cuando se precisaba utilizar una de estas computadora, se gestionaba entre varios usuarios un cronograma de uso. A su vez, cada una de estas porciones de uso se cuantificaban no solamente en tiempo, sino también en dinero. Así cada uno disponía de cierta cantidad de tiempo para utilizarlo con lo que estaba desarrollando, en especial en los mainframes pertenecientes a entes públicos o educativos.


Michael Hart laburando

Volviendo a Michael Hart, este personaje tenía mucho tiempo de computadora a mano, pero nada que hacer; y se plateó altruísticamente cómo devolver parte de este dinero/tiempo de cómputo a la humanidad. Por esas iluminaciones que se dan en algunas personas de vez en cuando, nace de su mente la idea que marcaría el rumbo de este proyecto, devolver a la humanidad algo tan importante o más que el dinero/tiempo que estaba utilizando. Y que más valioso que el conocimiento, que más valioso que los libros.

El primer texto que “digitalizó” fue la Declaración de Independencia Estadounidense (y si, el tipo laburaba en el Materials Research Lab de la University of Illinois), y se lo envió a sus compañeros de instituto. Este fue el puntapié inicial, así nació el Proyecto y parte de su filosofía. Este es el primer ebook, el primigenio de muchos.



La idea entonces del proyecto es hacer disponible digitalmente todos los textos de copyright vencido (dependiendo cada jurisdicción van desde los 28 años a los 70 años luego de la muerte del autor) o de autores anónimos, además se publican en un formato de ASCII básico, para que cualquier dispositivo electrónico los pueda leer. De esta manera, y desde hace casi cinco décadas, cientos de voluntarios han estado ayudando y aportando en diferentes idiomas y formatos muchísimos libros, podemos encontrar desde Alice in Wonderland en inglés, hasta El Lazarillo de Tormes en castellano. Una compilación magistral y a disposición de todes nosotres.



Dejá un comentario