De Los Exterminators a Hollywood – Hector Echavarría

Nuestro país, Argentina, siempre se ha destacado por emular a grandes extranjeros, desde la copia de las construcciones francesas, la fascinación por la comida española, las imitaciones de la moda italiana, y por supuesto la reproducción argentinizada de la filmografía (y hasta de las estrellas) de Estados Unidos.

Asi que mientras en el país yanqui triunfaban Rambo, Terminator y Kickboxer, por estos lados aparecía, Francella, Dissi, Exterminators, los ninjas y la mar en coche.

Y entre todo ese desbarajuste de mujeres con poca ropa, chistes con doble sentido, efectos especiales comprados en el  barrio chino, ninjas que tiraban las automáticas para luchar con espadas de dudosa procedencia y un sin fin de gags sencillos, aparecía el Daniel San argentino, nada más ni nada menos que Hector Echavarría.

El autoproclamado experto en artes marciales (según su página “es poseedor del título de Campeón de Mundo en Karate, Kung Fu y Vale Tudo Kickboxing; y Campeón Mundial de Kick Boxing”) si que la hizo en grande.
Echavarría (nacido en Corrientes hace 48 años) comenzó a competir a principios de los 80´s en los torneos de USKAssociaton, donde se consagró campeón a mundial en katas (su único título comprobado). Poco tiempo después (en 1983), se fue a vivir a los EEUU y volvió al país “hecho un campeón”.

Su primera aparición importante (en sus primeros años publicitaba a compañías como Seagram y Budweiser) en los medios fue en 1987, nada más y nada menos que en “División Miami”. Allí interpretó a un luchador llamado Batista, y en ese capítulo (“Down for the Count: Part 1”) compartió cartel junto a Don Johnson, Philip Michael Thomas, el grosso de Edward James Olmos, y el promotor de boxeo Don King.



Con ese único antecedente se presentó en 1989 en “La Noche del Domingo”, el programa de Gerardo Sofovich, para romper barras de hielo. Claro que esta “tarea” tenía su especialista: Néstor “el Dragón” Varzé.

El Dragón era el habitual encargado en el programa de Gerardo de destrozar cuanta barra de hielo le pusieran por delante. Echavarría se presentó en ese ciclo como Campeón Mundial y luego de romper una barras de hielo, lo desafió a Varzé una pelea de full contact en el Superdomo de Mar del Plata y otra en el Luna Park.



Según dice el Dragón en esta entrevista “armamos una pelea de seis rounds donde en los tres primeros rounds me lucía yo y en los otros tres se lucía él. Al final era empate porque era exhibición. Arma la pelea con los productores y me llevan a Mar del Plata. Se publicitó en todos lados. Cuando llegamos vimos los afiches, y ¡me encuentro que iba a pelear por el título del mundo! me puse loco, llamo por teléfono a los productores ni bien llego al hotel y vienen con Héctor y me dice que es todo publicidad. Pero yo en ese momento competía, estaba en televisión, era secretario de la Federación de Karate… “¿con qué cara me presento después?” le dije. Me contesta que ya estaba todo pactado, todas las entradas vendidas, toda la prensa…Al final me obligan a pelear”



Pero esto no termina ahí, ya que Varzé afirma que “unos minutos antes de la pelea viene Héctor con su hermanastro – que era el árbitro – y con los tres jueces, me pregunta si íbamos a pelear en serio o hacíamos la pelea exhibición. Le contesto: “¿Ahora me salís con eso?”. Yo no estaba capacitado para pelear en serio, ¡yo estaba entrenando hacía un año para romper barras de hielo!”.

Como si no alcanzara, en la pelea misma el multicampeón también se portó mal: “Los tres primeros rounds yo me tenía que lucir ¿si? Suena la campana, salgo a pegarle y ¡me mete tres piñas! Me pegó todo el round, ¡nunca me pegaron tanto como me pegó ese cristiano!, casi me salva la campana. En el segundo round también me pegó como quiso.



Esto que te cuento está todo filmado. En el tercer round también salió a fajarme. Entonces empecé a pelear. Cobró hasta el sexto round, lo tiré cuatro veces… Terminó con cirugía en la cara. ¡Cuando se dijo Empate se armó una! Porque la gente sabía que no era empate, estaba enloquecida, me tuvieron que sacar del ring entre tres policías. ¡Pero yo fui a hacer lo mío!, Héctor no hizo lo de él”. La paliza que le dio el Dragón fue vista por mucha gente que así lo confirma. Y lo peor es que nunca le pagaron.

Poco tiempo después de la pelea, y aprovechando la publicidad que dio la misma, tanto Varzé como Echavarría son convocados para las películas Los Extermineitors (1989) y Extermineitors II: La venganza del dragón (1990).
Entre medio de estos dos films, Echavarría trajo al país a Randholp McClain (quien afirmaba ser el doble de Arnold Schwarzenegger, cosa no comprobada) asegurando que se trataba del campeón norteamericano (cuando en realidad era cinturón amarillo de taekwondo), y pelearon en el Luna Park ante 9000 personas.



Tras el éxito de las dos películas de los Exterminaitors, Telefé crea la famosa serie “Brigada Cola” en la que Echavarría interpretaba al experto en artes marciales de este grupo, el cual (en otro rapto de genialidad) se llamaba Echeverry.

Cabe destacar, que en la ya extinta página oficial del multicampeón se afirmaba que “sus tres primeras películas, fueron todas un éxito en Argentina, y le permiten registrar el rating de las películas de mayor ingreso en bruto que jamás se haya dado en la temporada invernal de Sudamérica. El inmenso éxito alcanzado con estas películas lo hicieron acreedor para obtener el papel de protagonista principal en una serie semanal de la televisión a la que le dieron el nombre de Brigada. La serie apareció durante cinco temporadas consecutivas y fue televisada en Sudamérica, España, Italia, Turquía y México. Obtuvo una recaudación de 2.5 millones de dólares en sus primeros 21 días. Cuando su popularidad en Sudamérica creció, produciendo una figura de Héctor Echavarría como sinónimo de acción, se vendieron más de un millón de ellas en apenas dos semanas.”



Ejem, todo bien Héctor, pero más allá de los datos discutibles, la serie se llamaba “Brigada Cola” y los muñequitos no vendieron un millón, y si vendieron mucho, seguramente no fueron ni la mitad que los de Francella.
Otra: cuando dice que “sus tres primeras películas, fueron todas un éxito en Argentina” se refiere obviamente a las de los Exterminaitors, pero olvida mencionar que entre la 2 y la 3 filmó “Fuerza Máxima” (1990) junto a Atilio Veronelli, Paula Martínez y Beatriz Salomón, una cinta completamente desconocida y poco vista con un guión increíble.



Pero después de los Exterminaitors y Brigada cola, ¿qué pasó?, mejor que lo cuente el Dragón: “tiempo después de la pelea viene el presidente de la Federación de Karate y me dice: “Nosotros tenemos la lista de los verdaderos campeones – en la cual no estaba ni él ni yo, te aclaro – los campeones en serio de Full Contact”. Entonces fui al programa de Portal, al de Ginzburg con la lista y lo desafié, y me dejaron contar todo. ¿Qué pasó? Desapareció”.

Exacto, desapareció, pero del país. Se fue de nuevo a EE.UU. para seguir con su carrera. En el 2001 filma en Filipinas, para EE.UU., “Extreme Force” (en la tapa de la película se lo califica como “el hombre más peligroso del mundo” y “la próxima estrella de artes marciales”) en la que interpreta a Marcos Desantos, un ladrón que quiere retirarse del mundo del crimen pero es convencido por dos chicas (una de ellas es la modelo de Playboy Nikki Lemke) para hacer un último “trabajito”. El trailer pueden encontrarlo abajo.



Después del impresionante éxito que NO tuvo esta película, protagoniza “The Falkland Man” en la cual se pone en la piel de Riviera, un ex miembro de una unidad letal de las fuerzas especiales que combatió en Malvinas, que lleva una vida normal con su mujer y su hijo hasta que un día “su tranquila existencia se ve sacudida cuando un oscuro secreto que Riviera lleva consigo desde la guerra amenaza con destruir su nueva vida”.



Ya en el 2003, participa de “Cradle 2 the Grave” (protagonizada por Jet Li) en el papel de un luchador y en el 2005 interpreta a Eddie Castillo en “Confessions of a Pit Fighter”.

Además, según su website, Héctor era el protagonista de un comic que vendía 250.000 ejemplares al mes. Sin palabras.



De acá en más se vuelve director, guionista, productor y actor, armando toda una máquina compleja de relojería para por lo menos ir sacando una película al año.

Ha protagonizado más de 17 películas en Hollywood, como Los Bravos, Extreme Force, Death Warrior, Unrivaled, Confessions Of A Pit Fighter, junto a Armand Assante, Duel Of Legends, junto a Cary-Hiroyuki Tagawa, entre otras.

En 2010 realizó una película llamada Never Surrender, en donde toma el papel protagónico como Diego Carter, un campeón mundial de lucha libre. En esta película, además de actuar, es escritor y director.



En el 2013 Héctor escribió dirigió y protagonizó Chavez Cage of Glory, junto a Danny Trejo. Actualmente se encuentra filmando como protagonista y director No Way Out (Sin Salida), de nuevo junto a Trejo y Estella Warren. Fue estrenada en el 2017.



Actualmente se encuentra trabajando con el super productor de Hooywood Ronald Shusett, quien escribió y produjo películas como Alien, el octavo pasajero, Total Recall, Minority Report y Alien vs. Predator. Hector está produciendo BLOOM con Keanu Reeves, American Hostage con el director de Hollywood John Moore, en el 2017 Hector Echavarría protagoniza más de tres largometrajes y su agenda esta completa por los siguientes diez años.

Un capo que supo surgir de casi la nada. Cerramos con una frase suya que figura en su perfil de la página WorldBlackBelt (????), de la cual es fundador:

“Cada vez que Dios te manda un presente, lo envuelve en un problema. Así que mientras más grande el problema, mayor el presente”

Sin palabras…


Mañana seguimos con este personaje, pero con sus películas

 

3 pensamientos en “De Los Exterminators a Hollywood – Hector Echavarría”

  1. Pingback: De Los Exterminators a Hollywood – Hector Echavarría – Películas Para Este Domingo – La Compu Del Vecino

Dejá un comentario