El Beat’em up por Excelencia – Streets of Rage – Parte II

Primera Parte.

Sería totalmente negligente, por no decir francamente grosero, hablar de la trilogía Streets of Rage sin tocar el increíble trabajo de Yuzo Koshiro en la banda sonora que acompaña a la serie. Mientras que los jugadores modernos lo conocerán mejor por el audio superlativo que se observa en la gama de juegos de rol de DS y 3DS Etrian Odyssey de Atlus, Koshiro podría cimentar su reputación en el hardware de Sega. La música creada para las primeras Streets of Rage aún suena sin esfuerzo incluso para los estándares de hoy, y en las guerras de consolas de principios de los 90 le dio a los sufridos propietarios de Mega Drive algo por lo que sentirse orgullosos cuando se enfrentaban con sus amantes amantes de Nintendo. todos los cuales no habrán perdido el tiempo en señalar la superioridad auditiva de la SNES.



Streets of Rage 2 fue bendecido con una banda sonora tan atractiva, y mientras la música de frenética y experimental del tercer juego dividía a los fans en ese momento (Koshiro desarrolló un proceso que generaba pistas aleatoriamente, un método que ha sido favorecido por actos de culto como Aphex Twin), ha envejecido mejor de lo que muchos habrían anticipado en 1994. Las tres bandas sonoras estaban muy por delante de sus tiempos respectivos, y constituyen uno de los mejores sonidos de audio que jamás haya sido generado por el chip de sonido Yamaha YM2612 de la Mega Drive. .

Con los beat’em up rápidamente cayendo en desgracia, Sega se contuvo en una cuarta salida de Streets of Rage. Core Design recibió el encargo de producir  Streets of Rage 4 3D para el Saturn de 32 bits, que irónicamente vería la luz del día con el nombre de Fighting Force en los rivales de Saturn, Sony PlayStation y Nintendo 64. Desde entonces, la lista de intentos fallidos de resucitar la serie ha crecido a un ritmo alarmante. El estudio japonés Ancient, fundado por el propio Koshiro, diseñó un prototipo 3D Streets of Rage para el Dreamcast de Sega con una perspectiva opcional en primera persona, pero lamentablemente nunca vería la luz, una aparente causalidad del enfoque cada vez más cauteloso de Sega durante este período turbulento . El extinto estudio sueco Grin -responsable de reiniciar Bionic Commando de Capcom– aparentemente estaba trabajando en una nueva entrada que fue abandonada cuando la compañía cerró en 2009, mientras que Backbone Entertainment, el equipo detrás de Sega Vintage Collection en PlayStation Network y Xbox Live Arcade, lanzó una secuela hace un par de años junto con otra para ESWAT, pero ninguno llegó a nada. Finalmente, Ruffian Games, un creador de Crackdown 2, hizo un esfuerzo para actualizar el concepto, otro proyecto que nunca pasó de la etapa de prototipo.



Sega no se olvidó por completo de la franquicia: el juego original Mega Drive fue actualizado convincentemente el año pasado por los expertos en emulación M2 en 3DS como parte de la gama 3D Classics de Sega, agregando soporte 3D estereoscópico y un modo divertido donde los enemigos pueden ser enviados al más allá con un golpe único, estilo Puño de la Estrella del Norte. Sin embargo, aparte de los proyectos de admiradores increíbles como el altamente pulido Streets of Rage Remake, el futuro de la serie de Sega sigue siendo incierto. A pesar de pagarle a los fanáticos con la versión 3DS, Sega parece estar desinteresado en  su anterior catálogo rentable.



Por supuesto, está la cuestión muy importante de cómo una franquicia situada en lo que ahora es un género muy pasado de moda podría actualizarse para una audiencia moderna. Quizás es por eso que Streets of Rage inspira un grado de afecto tan tremendo por parte de los entusiastas retro; a diferencia de su inspiración y rival de larga data, Final Fight, no superó su bienvenida con secuelas innecesarias. O tal vez sea porque el linaje de Sega felizmente representa sin dudas el cenit absoluto del género, y cualquier lanzamiento subsecuente simplemente estaría dorando un lirio ya exquisito.



 

 

Dejá un comentario