Peli para el Sábado: “Expertos en Pinchazos”

Cuando era pibito, y daban las películas de Olmedo, Porcel y compañía, admito que me aburrían, que no me entretenían, que no me parecían buenas. Como adolescente cheto y boludo, directamente la renegaba simplemente por ser

Cuando era pibito, y daban las películas de Olmedo, Porcel y compañía, admito que me aburrían, que no me entretenían, que no me parecían buenas. Como adolescente cheto y boludo, directamente las renegaba por ser de manufactura nacional, estaba cegado con lo extranjero.

Pero luego vino una época de reconciliación, de entender que pasaba con estas películas cuando se estrenaron, cómo estaba nuestro país, la sociedad argentina. Y mientras más tiempo pasa, más me doy cuenta que si algo retrataba la Argentina de fines de los 70’s y de la década del 80, son estas películas de humor revisteril, como las producidas por Aries y protagonizadas por Olmedo, Susana, Moria, Porcel, Tato Bores y demás capocómicos.

Nos pueden gustar o no, pero son un fiel reflejo del pensar, por ejemplo en mi caso, de mis viejos. El hecho de que el hombre debía estar constantemente buscando mujeres, donde las mujeres sacaban su ventaja con respecto a los deseos íntimos de ellos, este tire y afloje entre la “ama de casa” y la “chica de la calle”, del hombre como proveedor y de la mujer como esposa, del objeto del deseo. Todos pensamientos que devengaron en situaciones muy feas de dominio…

Sin embargo, los podridos llegaron luego, por aquella época existía aún un poco de inocencia y todavía quedaba el respeto. Pensemos que en todas estas películas la mujer es quien lleva la batuta, la que los salva, las que les brinda ayuda, las que los manejan; porque aunque la lectura superflua pueda indicar que la mujer está cosificada, es por ellas y gracias a ellas que los “protagonistas” pueden ser eso, protagonistas. Es la permisión de las emponderadas por las cuales se genera el universo en el cual existen estos personajes.

Aclaro, no estoy diciendo que este bien ni que esté mal, estoy marcando sólo una lectura de una época. Porque fuera de este imaginario, la opresión contra la mujer existía y sigue existiendo.

Mucho descargo para traerles hoy esta gran comedia clásica, “Expertos en Pinchazos”. Nos encontramos a Alberto (Alberto Olmedo) y Jorge (Jorge Porcel), empleados de la farmacia de Don Antonio (Tincho Zabala), son verdaderos especialistas en el arte de poner inyecciones y siempre tratan de que sus clientas sean mujeres, si son jóvenes mucho mejor. Un día entregan por error un frasco de veneno a una clienta que debe comenzar a ingerirlo cuarenta y ocho horas a partir de la entrega, y ése es el plazo que van a tener por consiguiente para encontrarla y salvarla. Pero hay un problema, de ella sólo recuerdan el nombre, Patricia (Lucía Miranda), que llevaba una llamativa vestimenta y que había llegado piloteando una moderna y ostentosa motocicleta japonesa. Por todo eso y por su modo de hablar, típico de los ambientes “chetos”, deciden comenzar por ahí la búsqueda con ayuda de una experta llamada Fabiana (Moria Casan). Así comenzará el desesperado y divertido intento de encontrarla mientras que los llevará a incursionar por todo tipo de lugares, desde una casa de baños turcos hasta un hotel alojamiento, pero esto no será suficiente para dar con ella. Tampoco ayudan los “llamados de solidaridad” que realizan por las emisoras de radio y televisión, y ya sobre el minuto final, se enteran de quien es y donde estuvo todo el tiempo.

A disfrutar:

Dejá un comentario